hall
celler
salón
patio

El Casal de Sa Bisbal ocupa un edificio catalogado por su interés arquitectónico.  Fue construido en el s. XVII  ubicándose en el lugar más privilegiado de Selva, en lo alto del pueblo junto a la iglesia gótica de Sant Llorenç que data del año 1301.

  A lo largo de la historia este edificio ha sido residencia de familias nobles de Mallorca. Después de una etapa de abandono, su actual propietaria ha llevado a cabo una cuidada restauración consiguiendo devolverle todo su carácter y esplendor original.

 

Entre los elementos arquitectónicos más destacables se encuentran el portal forà construido con bloques de piedra perfectamente encajados; el original cub de vi, que se utilizaba para la fermentación de la uva en la obtención del vino,  y que se comunicaba con el celler excavado en la roca, donde se almacenaba el vino en barricas.

La escalera toda ella de piedra maciza tallada, es uno de los elementos más antiguos y valiosos de la casa.

  Siguiendo la tipología propia del gótico mallorquín,  Sa Bisbal conserva en sus ventanales y portales los arcos conopiales tallados en piedra.

  En el patio encontramos un magnífico aljub (algibe), elemento característico de la cultura mediterránea, donde todavía hoy se recoge el agua de lluvia.